ÁREA PRIVADA correo web
b a c v r j d x
Boletín Zaphiro
Rellena tus datos y suscríbete a nuestro boletín

Provincia: Acepto las condiciones legales y política de privacidad
Acepto recibir el boletín periodicamente

NOTICIASvolver

Entra en vigor un nuevo reglamento que regula los Equipos de Protección Individual de los talleres

28/06/2018

A finales del pasado mes de abril entró en vigor el nuevo Reglamento Europeo regulador de los Equipos de Protección Individual (EPIs), con el objetivo de garantizar la seguridad laboral de los trabajadores, entre los cuales se encuentran los de los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos.

Según una nota hecha pública por la patronal Conepa (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción), hasta el 21 de abril de 2019 se podrán seguir utilizando EPIs fabricados según los preceptos de la norma anterior, pero a partir de esa fecha, en los talleres solo se deberá usar material acorde con el nuevo reglamento que ahora entra en vigor.

En el texto se establecen los requisitos sobre el diseño y la fabricación de los EPIs que vayan a comercializarse, para garantizar la protección de la salud y la seguridad de los usuarios, así como para establecer las normas relativas a la libre circulación de los EPI en la Unión Europea.

Según establece el reglamento, la información que acompañe al EPI debe proporcionarla el fabricante o, en su defecto, el importador o distribuidor que introduzca en el mercado español el EPI, pero la dirección del taller debe conocer qué requisitos deben reunir los equipos adquiridos para su uso por los trabajadores, explican desde la Federación Española.

  • El EPI deberá llevar impreso un número de tipo, lote o serie o cualquier otro elemento que permita su identificación.
  • Deberá llevar el nombre del fabricante, nombre comercial registrado o marca registrada y la dirección postal de contacto. Si ello no fuese posible en el EPI, deberá llevarlo en el embalaje o en un documento que acompañe al EPI.
  • El EPI deberá ir acompañado de las instrucciones e información que se indica en el punto 1.4 del Anexo II del Reglamento, redactadas en una lengua fácilmente comprensible para los consumidores y otros usuarios finales, según determine el Estado Miembro de que se trate.
  • También deberá ir acompañado de la declaración CE de Conformidad, o bien incluirá en las instrucciones la dirección de Internet donde pueda accederse a la declaración UE de Conformidad.